*

(Femenil) Una pasión familiar

16 de Marzo de 2018. 8:37 pm.

Alejandra Guadalupe Curiel es una de las veintiséis jugadoras que conforman el plantel actual de Las Rojinegras. Como todas, ingresó a las filas del equipo con una maleta llena de sueños y retos en su carrera que al pasar los torneos ha ido cumpliendo.

La delantera comenta que no ha sido fácil el trayecto, pero que cada paso dentro de la cancha lo ha dado acompañada, pues cuenta con el respaldo de toda la familia Curiel Ramírez, sus principales seguidores.

“Es una motivación extra tener a toda mi familia presente cada partido, no éramos tan unidos, pero gracias a que yo estoy aquí jugando se están uniendo más y eso es lo bonito para mí”.

Desde pequeña, Alejandra mostró un gran amor por este deporte, así señala su madre Silvia Flores Ramírez.

“Me da mucho gusto verla ahí, desde pequeña siempre me decía que iba a ser jugadora. Al principio a mi no me gustaba que jugara porque me parecía un deporte muy rudo para una niña, pero aún así su papá tenía un equipo de fútbol y a veces la metía a jugar”.

La Sra. Silvia destacó que la llegada de Alejandra a la institución Atlista reforzó los lazos familiares entre ellos.

“Para toda la familia fue una bendición muy grande que ella haya llegado a Atlas, porque era una motivación y nos unió más el ir a apoyarla”.

La portadora del dorsal #9 cuenta con el apoyo incondicional de toda la familia, quienes acuden cada partido a alentarla.

“Cada partido me van a apoyar 15 o 20 familiares, desde mi mamá, mi abuelita, mis primos y mis tíos, siempre buscan la manera de hacerse presentes en la cancha”.

“Desde un día antes están buscando en que irse al partido, regularmente se distribuyen en tres coches, es una camioneta llena y me dicen que cuando no alcanzan algunos se van parados”.

Curiel recuerda el momento de su debut con La Rojinegra, precisamente en un Clásico Tapatío.

“Mi primer partido con Atlas, cuando me paré a calentar estaba nerviosa, pero cuando escuché los gritos de toda mi familia me tranquilicé, ellos se emocionaron demasiado, casi tiraban el alambrado de la cancha de tanto que lo estaban moviendo, fue una emoción muy bonita para todos, disfrutamos mucho ese momento”.

La joven anotó su primer gol en el Apertura 2017 ante Gallos Femenil, destacándolo como un momento inolvidable en su carrera, pues este llegó en un partido como local con sus principales seguidores en la tribuna.

“Mi primer gol es inolvidable para mí, ahí estuvo mi abuelita y hasta lloró, cuando llegue a mi casa todos me felicitaron y se pusieron muy contentos”.

A pesar de que los resultados no han acompañado a Las Rojinegras en el presente Clausura 2018,  su madre le brinda consejos cada partido impulsándola a salir adelante en esta mala racha.

“Yo la aconsejo mucho cada partido, se que en este torneo no se han dado los resultados para ella pero siempre le digo que levante la cabeza que si está ahí es por algo”.

Por último, Alejandra Curiel destacó la importancia de tener en las gradas a su familia cada partido en el “Pistache” Torres.

“Espero que me apoyen como lo hacen, es una motivación muy grande para mí, que no se cansen de alentar al equipo cada partido”.

Comunicación Atlas FC

Wibe, seguro de auto, descuento seguro de coches, wibe y atlas

LogoInstagramINSTAGRAM