*

Historia Rojinegra: Rafael Márquez

16 de Agosto de 2018. 10:53 am.

El más grande futbolista en la historia de México es Rojinegro, y se llama Rafael Márquez Álvarez. Nació el 13 de febrero de 1979 en Zamora, Michoacán, y a partir de los 14 años, se empapó de la filosofía Rojinegra.

Inicio

Se presentó en el Máximo Circuito el 19 de octubre de 1996, saliendo como titular en la grama del Monumental Estadio Jalisco en partido ante Pumas y completando los 90 minutos de juego. Desde aquel empate a dos anotaciones, Rafa no soltó su puesto en el once inicial de La Academia. El central se hizo inamovible del esquema instaurado, primero, por Efraín Flores y, posteriormente, por Ricardo La Volpe.

El Káiser militó por cinco campañas con nuestro equipo, en las que alcanzó la Liguilla en cuatro ocasiones, en una zaga atlista complementada, principalmente, por Héctor López y Pablo Hernán Lavallén. Durante el torneo Verano 1999, Márquez disputó junto a La Furia la Gran Final de la Primera División, enfrentando a Toluca.

En dicha serie, el joven defensor tuvo una destacadísima actuación. Primero, le dio la igualada a tres goles en el partido de ida a nuestro equipo, con un remate de cabeza a segundo poste, precedido del tiro de esquina cobrado por Juan Pablo Rodríguez, a los 69 minutos. Posteriormente, en la vuelta, Rafa anotó su penal en la serie posterior al encuentro.

Travesía europea

Después de lograr el subcampeonato con los Rojinegros, el defensor emigró al AS Mónaco para iniciar su exitosa carrera en el Viejo Continente. Con el cuadro monegasco se alzó con el título de la liga francesa 1999-2000, formando parte del once ideal de la campaña. El torneo siguiente, conquistó la copa francesa, para posteriormente permanecer dos años más con el conjunto del principado.

En 2003 fichó por el FC Barcelona, equipo con el que ofrecií sus mejores actuaciones a nivel profesional y donde formó una sociedad envidiable en defensa con Carles Puyol. En su primer año, logró el subcampeonato de liga; mientras que las dos siguientes campañas, 2004-2005 y 2005-2006, obtuvo el título de la Primera División Española.

Luego de conseguir su segundo campeonato en España, Rafa hizo historia al convertirse en el primer jugador mexicano en disputar una final de Champions League y el primero en ganarla, al ganar dos goles por uno al Arsenal inglés, en 2006.

Más adelante, logró en 2007 su primer título de Copa del Rey. Con llegada de Josep Guardiola con los Blaugranas al año siguiente, Rafa volvió a hacer historia al ser el primer futbolista azteca en conquistar un triplete de títulos en Europa, pues en la temporada 2008-2009 se alzaron con los campeonatos de liga, copa, y Champions League; además, presume ser el único mexicano en ganar dos veces la Liga de Campeones de Europa. Luego ganar las Supercopas de España y Europa, y el Mundial de Clubes 2009, refrendó los títulos de liga y copa en la temporada posterior.

Pasaje americano

Posterior a su participación la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, Rafa puso fin a siete años con Barcelona, al firmar con el New York Red Bulls estadounidense. En el cuadro neoyorquino fue uno de los jugadores de mayor renombre en la plantilla y jugó ahí hasta diciembre de 2012.

Volvió al fútbol mexicano con León, a principios de 2013, con miras a un nuevo ciclo mundialista. Con los guanajuatenses consiguió el título de liga en dos ocasiones y fue incluido en la convocatoria para la Copa del Mundo Brasil 2014.

Vuelta a Europa

Al terminar su participación, volvió a Europa con el Hellas Verona, para reforzar la zaga italiana. Solo permaneció una campaña y media en el país de la bota, pues cumplió el sueño que siempre tuvo desde su traspaso a Mónaco: volver a La Academia para cerrar su etapa como futbolista.

El regreso

El 22 de diciembre de 2015, el Káiser regresó a la que siempre fue su casa y vistió de nuevo la camiseta de Atlas, esta vez con el 4 en los dorsales. Su nuevo debut con a rojinegra llegó el 8 de enero de 2016, en el Clausura 2016, con un triunfo de tres por uno ante Querétaro y el gafete de capitán en el brazo derecho.

En ese mismo torneo, Rafa anotó de nuevo con los colores rojinegros en partido contra Santos. Al minuto 30 de juego, anticipó a primer poste en tiro de esquina, sello característico en su carrera, y remató al arco el centro de Dieter Villalpando. La euforia del tanto invadió el cuerpo del capitán, misma que reflejó en su festejo, coronándolo con un beso al escudo de La Furia.

Cinco campañas y casi cinco mil minutos más tarde, Márquez Álvarez se despidió de la Fiel en la cancha del Estadio Jalisco el viernes 20 de abril de 2018, venciendo a Chivas por la mínima. La Casa del Alma se volcó en aplausos para despedir al más grande futbolista en la historia del deporte azteca.

Histórico mundialista

Corea-Japón 2002 representó su primera participación en Copa del Mundo, portando el gafete de capitán del combinado mexicano. El Tricolor fue líder de su grupo con siete puntos, luego de vencer a Croacia y Ecuador, y empatar ante Italia. México fue después eliminado por Estados Unidos en Octavos de Final.

Participó después en el Mundial de Alemania 2006, de nuevo como líder del equipo mexicano. Tras un triunfo, un empate y una derrota, el Tricolor enfrentó a Argentina en los Octavos de Final del torneo. Apenas con cinco minutos en el cronómetro, Pável Pardo sirvió desde la derecha para la peinada a primer palo de Mario Méndez, que dejó solo a Márquez en los límites del área chica albiceleste, para la definición de primera intención del zaguero.

Márquez se enroló de nuevo con la Selección Mexicana para encarar una nueva edición de Copa del Mundo, esta vez en Sudáfrica 2010. De nuevo, el defensor portó la cinta de capitán, participando en los cuatro encuentros del conjunto mexicano y marcando en el partido inaugural del torneo, ante el anfitrión.

Usando por cuarta ocasión consecutiva el gafete de capitán, el defensor lideró la Selección Mexicana que ganó dos encuentros y empató uno en fase de grupos, y se quedó muy cerca de avanzar a Cuartos de Final de Brasil 2014. El Káiser se convirtió en el segundo mexicano en anotar en tres mundiales distintos, al marcar de cabeza ante Croacia.

Rafa entró a los libros de historia el 17 de junio de 2018, al ingresar a la cancha del Estadio Luzhniki de Moscú por Andrés Guardado al 74 de acción, cuando se convirtió en el tercer jugador en jugar en cinco Copas del Mundo. Finalmente, en su último partido como profesional, ante Brasil, se convirtió en el futbolista con más capitanías en Mundiales, portando el gafete en 17 partidos.

Comunicación Atlas FC

LogoInstagramINSTAGRAM