*

Experiencia inigualable

20 de Noviembre de 2018. 6:15 pm.

Atlas FC invitó este martes a niños del Hospital Civil de Guadalajara para tener una convivencia con nuestros futbolistas. Los chicos tuvieron un día totalmente diferente al usual, ya que luego de ver el entrenamiento desde una perspectiva privilegiada, se unieron a los jugadores en el campo para pasar un rato por demás agradable.

Los chicos tienen diferentes condiciones de vida, entre estas: Síndrome de Down, discapacidad motora, leucemia, entre otras; sin embargo, lo anterior no fue impedimento para que los invitados tuvieran una experiencia que les dejó gratos recuerdos.

“Compartir un rato con estos niños que son tan habidos de felicidad, de momentos alegres, no se puede comparar. Es un rato que ellos convivan con nosotros o con cualquier persona que les pueda dar un momento de alegría, jugar con ellos, es algo muy lindo. Hay algunos chicos más grandes que nos conocen y que son hinchas de Atlas, saber que vienen a estar con nosotros es muy lindo, una sola sonrisa cambia mucho la vida” expresó Andrés “Rifle” Andrade, quien además convivió con Alan, un chico lleno de energía que se llevó una camiseta con dedicatoria especial y los guantes de nuestro portero Edgar Hernández.

“Desde que lo vi pude notar que era el más activo, me llamó mucho la atención la alegría y energía que tiene, quise tener un detalle para recuerde lo más lindo de esta visita, esperemos que le ayude mucho” comentó el colombiano.

De pronto, en una de las porterías los chicos y los jugadores practicaban tiros desde el punto penal; por otro lado los niños obtenían autógrafos para sus camisetas y pedían fotografías a los futbolistas.

Acompañados por sus padres, los invitados disfrutaban del momento, María Candelaria Hernández, mamá de Eduardo, nos compartió su experiencia.

“Eduardo nació sordomudo y hace un año tres meses le diagnosticaron leucemia. Sinceramente no fue fácil aceptar un tratamiento así, más porque yo me preguntaba por qué a él, aparte de su sordera por qué una enfermedad así de fuerte. Pero si algo me ha enseñado es que es muy fuerte, a pesar de que no se sabe comunicar, él se expresa y sé que es un guerrero que nos está dando muchas lecciones, a mí, a mi familia. Es un guerrero invencible que nunca se rinde, a veces solo viendo su carita me da para arriba, y momentos como este no se olvidan, se quedan ahí para siempre”.

“Lalo vivió una experiencia al cien, porque él es amante del fútbol, le encanta. Antes en la casa jugaba con el balón y su papá, ahora lo veo que le cuesta trabajo mover sus pies, pero aún así le echa ganas, su entusiasmo es el fútbol y eso se le va a quedar, no lo va a olvidar, muchas gracias a todo el equipo por la oportunidad de venir” comentó.

Al finalizar el tiempo de convivencia, los futbolistas y los chicos se reunieron para tomarse una fotografía, posteriormente, realizar una oración en conjunto y lanzar con fuerza una porra a Atlas.

Comunicación Atlas FC

LogoInstagramINSTAGRAM