*

Historias de Cantera: Carlos Robles

06 de Diciembre de 2018. 2:15 pm.

La zona baja de La Academia Sub-20 es defendida por Carlos Robles, posición que nunca pensó ocupar en su infancia. Conoce cómo ha sido su crecimiento con los Rojinegros, narrado por el propio joven.

Inicios

“Llegué a los 11 años, en Octava División, luego de un torneo al que vine con mi equipo de Tepic. Recuerdo estar muy nervioso en mi primer día, porque siempre soñé con estar en un club, pero nunca me imaginé cómo sería estar ahí por la forma de trabajar”, recuerda.

Carlos Alejandro Robles Ramírez nació en Tepic, Nayarit, a inicios de milenio, un martes 11 de julio del 2000. Tiene 18 años, mide 1.81 metros y pesa 78 kilos. Apareció por primera vez en Copa MX en febrero de2017, y ostenta un subcampeonato en el circuito Sub-20.

Hoy por hoy, su hábitat natural es la zaga central, pero esa no fue la posición que desempeñó en sus inicios. “Me siento muy cómodo atrás, de niño jugaba de delantero, enganche o contención, nunca pensaba jugar de central. Estuve hasta la Quinta jugando en medio, cuando se hizo Sub-15 fue que bajé mi posición. Yo no tuve problema con tal de jugar, y me cayó muy bien”.

En ese entonces, Carlos seguía sus metas a corto plazo, pensando siempre en escalar lo más posible hacia su sueño. “Mi objetivo en un principio era estar en Sub-17. Después de que me fue muy bien en la 15, me subieron a 17 con la categoría 1999”.

Su vida en Atlas FC

El nayarita tiene muy claro cuáles son los momentos que le han marcado más durante su carrera: cuando debutó en Copa contra Puebla, su gol en Veracruz por el certamen copero, su primer viaje con los Zorros, para un torneo en Houston y los goles en Cuartos de Final contra América. También, reconoció al que es su cómplice desde pequeño. “Marco Ruiz, porque siento que sabe todo de mí. Desde Séptima División jugamos, vivimos y vamos juntos para todos lados”.

La Furia ha formado parte de su vida durante siete años, y él ha sido parte de la historia de Atlas FC, por lo que tiene un significado muy especial. “Para mí, Atlas es pasión, alegría y entrega, en este club me han inculcado valores como la humildad y la responsabilidad con el escudo, creo que tenemos la mejor afición del país. Desde chavo, el club te apoya en todos los niveles, y la cantera siempre será un respaldo de la institución”.

“Las Fuerzas Básicas de Atlas FC son las mejores del país, y los han demostrado torneo tras torneo. Me parece que el canterano Rojinegro tiene mucha pasión y garra, que en otras instituciones  no lo tienen o no se los inculcan”, añadió.  

Debut en Copa MX

Su estreno con el Primer Equipo atlista en Copa MX se dio en el Clausura 2017, en nuestra victoria de dos por uno ante Puebla. Los días previos al encuentro fueron movidos para el canterano. “Semanas antes me habían considerado, pero no me tocó jugar. Entonces yo estaba en Selección y me regresaron al club porque dijeron que iba a entrar. Ahí el profe Guadalupe Cruz me dijo ‘atento Carlos, porque vas a iniciar’; en ese momento, se me aceleró el corazón y se me enchinó la piel”.

Al final, el choque fue redondo para el defensor. “Antes de iniciar el juego, estaba muy nervioso, pero al entrar a la cancha cambió todo. Fue un duelo muy bonito, porque fue mi debut, ganamos, vino toda mi familia y amigos que no pensé que fueran a estar”. Robles estuvo en el césped los 90 minutos del compromiso.

Selección Nacional

Carlos no solamente ha experimentado buenas cosas con los Rojinegros, sino también vistiendo la Verde. Su primer llamado con el Tricolor le llegó a los 16 años, de una manera peculiar. “En ese momento tenía cuatro o cinco partidos jugando de central. Llegó la convocatoria para el domingo y yo no estaba en la lista, pero me llamaron el martes para avisarme que sí estaba considerado; no me la creía, hasta que me habló Jairo Torres para decirme que sí iba en serio. Me puse nervioso por ser la primera vez y porque no sabía si iba como contención o como central”.

Desde entonces, el de Tepic es un elemento constante en las listas del Equipo Nacional, con el que ha disputado diferentes competiciones. “Pasé todo el proceso en la Selección Sub-17, disputé la Copa Niigata, el torneo de la Universidad Católica de Chile, el Premundial de Concacaf en Panamá, y el Mundial en la India 2017”.

Ídolos

Robles tiene dos espejos Rojinegros donde mirarse, y a quienes trata de imitar para lograr sus objetivos. “Mis dos ídolos son Rafael Márquez, por todo lo que logró, y Andrés Guardado por el corazón y la garra con la que juega”.

Durante el pasado torneo, donde estuvo cerca de hacer su debut en Liga MX, Carlos pudo convivir de cerca con Rafael Márquez, el más grande jugador en la historia de México, que desempeñó gran parte de su carrera en la zaga central. Para el canterano, fue muy importante este roce con uno de sus referentes. “Creo que es un ejemplo increíble a seguir. Muchos jugadores en cualquier posición quisieran tener a Rafa como compañero, y es alguien a quien debes aprenderle de todo lo que hace. Nos daba consejos sobre nuestra forma de juego, como ir fuerte en cada jugada cuando eres central”.

Finalmente, el canterano compartió cómo se visualiza en algunos años. “Sin duda, me veo jugando una final con Atlas en el Estadio Jalisco”.

Comunicación Atlas FC

LogoInstagramINSTAGRAM