(SUB-17) Rojinegros mundialistas: Alejandro Gómez

22 de Octubre de 2019. 3:18 pm.

Falta menos de una semana para el inicio de la Copa del Mundo Sub-17 de Brasil 2019, y el equipo mexicano ya se encuentra en la capital amazónica pensando en su compromiso, en compañía de tres Rojinegros. Esta es la segunda entrega sobre las historias de nuestros canteranos que diputarán la justa.

Es el turno de Jesús Alejandro Gómez Molina, elegante zaguero central oriundo de Hermosillo, Sonora, y uno de los líderes del combinado nacional. El nacido el 31 de enero de 2002 será un bastión en la zaga de la escuadra comandada por Marco Antonio Ruiz.

Se vistió por primera vez con nuestros colores hace algunos años, donde fue detectado por nuestro departamento de visorías. “Tenía 13 años cuando llegué acá. Fue en una olimpiada en Tijuana, yo estaba con la selección de Sonora y fue ahí que me vieron los visores de Atlas. Era la semifinal del torneo contra Sinaloa, y al terminar del partido veo que mi mamá estaba hablando con una persona. Me acerqué y me dijo que el club estaba interesado en mí; a los tres meses le hablaron a mi papá para ver si podía venir a Guadalajara a jugar un torneo, después me llamaron para el Sub-13 y regresando de ahí fue que me quedé definitivamente en Casa Club”.

Su mentalidad siempre ha ido más allá de la actualidad, y así lo demostró al tomar la decisión de dejar a su familia y su ciudad de origen para perseguir su sueño. “Ya lo había platicado con mi papá, que si un equipo de fuera me buscaba, me iría sin pensarlo. Fue difícil, pero me fui acostumbrando a eso”.

A lo largo de su proceso formativo con La Academia del Fútbol Mexicano, el sonorense ha tenido grandes pasajes que permanecen en su memoria. “Recuerdo mucho el gol que le hice a Chivas en la Final de la Sub-15 cuando fuimos campeones. También jugar en el Azteca en la Sub-13 fue una experiencia muy bonita para mi corta edad”.

Alejandro ya sabe lo que es jugar al máximo nivel, pues vio sus primeros minutos en Primera División arrancando como titular nuestro encuentro ante Santos, el 29 de marzo de este año. Este fue un momento muy especial para él, pues su familia estaba presente en el Estadio Jalisco, y lo vio completar los 90’.

Su historia con Selección Mexicana comenzó a los 14 años, producto de su calidad demostrada con La Furia. La primera vez nunca se olvida, y es así como describe el momento de aquel llamado. “Fue una sensación muy bonita, saber que iba a representar a mi país”.

El camino hasta Brasil ha sido largo para todos, pero siempre hay cosas a rescatar, entre las que el zurdo destaca “todos los aprendizajes por los que he tenido, también las experiencias y amistades. Ese conjunto es muy lindo mientras se desarrolla el proceso”.

A decir del zaguero, el conjunto mexicano tiene virtudes que le permitirán avanzar en la justa mundialista. “Creo que nuestras características son el buen manejo de balón, y sobre todo el compañerismo que hay en el grupo. Siempre nos apoyamos unos a otros, para lograr el objetivo de ir partido a partido y llegar a ser campeones del mundo”.

De igual forma, Alejandro sabe de la vitrina que representa una competencia de este calibre, y busca encaminar su futuro a partir de esta experiencia. “Quiero tener más minutos en el Primer Equipo para consolidarme, y así pensar en mi meta a largo plazo, que es jugar en Europa”.

 

“Es un orgullo representar a Atlas, a toda su afición que siempre lo sigue y nunca abandona. Eso hace todavía mejor la sensación que te provoca”, cerró nuestro joven defensor.

A partir de este lunes 28 de octubre, cuando México y Paraguay midan fuerzas en Brasilia, los ojos del mundo atestiguarán la labor de Alejandro Gómez en zona baja. El conjunto Tricolor puede estar tranquilo, pues el trabajo pulcro del zaguero Rojinegro a la defensiva será un gran aporte al colectivo.

Comunicación Atlas FC

INSTAGRAM