La preparación del arquero

16 de Diciembre de 2019. 6:01 pm.

Decía Eduardo Galeano en su libro El Fútbol a Sol y Sombra que el portero está destinado a ver los partidos de lejos. Pero hay más que eso desde el puesto de guardavallas. A decir de Alejandro Andrada, entrenador de porteros de La Academia del Fútbol Mexicano, la posición exige ser un tipo distinto, y dentro de ello abarca la personalidad y el trabajo. Así es como él y cuatro guardametas preparan el Clausura 2020 bajo los tres palos Rojinegros.

“Es un ADN especial. Es un puesto muy lindo, con una adrenalina especial, sabiendo que es una posición ingrata, pero que hace sentir el líder del equipo en situaciones adversas. Siempre que se busca un portero, se pretende que tenga liderazgo”, inició hablando el oriundo de La Plata, Argentina.

El profesor Andrada arribó a nuestra institución en la parte final del Clausura 2019, junto con Leandro Cufré y su equipo. A lo largo de su trayectoria, ha podido trabajar con diferentes personalidades del balompié, como Gustavo Piñero, viejo conocido del club y hoy entrenador de porteros de la Selección Nacional Mexicana.

Bajo su tutela en estos trabajos en el complejo deportivo de La Loma, en Querétaro, se encuentran Camilo Vargas, Edgar Hernández, José Hernández y Antonio Sánchez, que trabajan de sol a sombra para su puesta a punto de un nuevo certamen. “En los cuatro arqueros que tenemos hay características distintas; tanto Camilo, Edgar, Pepe y Toño, son guardametas increíbles, desde el liderazgo, la voz de mando, su rol como jugadores. Atlas tiene arqueros para muy largo rato, veo a Toño y tiene una proyección hermosa, mismo caso con Pepe; también jugadores consolidados como Camilo y Edgar, que son muy maduros, con un liderazgo importante para el equipo”.

La etapa previa al arranque de la competición es importantísima, ya que será eso lo que haga rendir en lo individual y grupal a un equipo. “Uno cuando se enfoca en la pretemporada, se considera la parte más exigente, donde tienes esos trabajos a doble turno que en temporada regular no tienes. Es la parte más fuerte, la base que creamos para afrontar una temporada”.

Para quienes se desempeñan en el arco no es la excepción, y se busca realizar una labor más específica para maximizar los aspectos distintivos de la posición. “Se trabaja una readaptación aeróbica y después con trabajos de potencia, de fuerza, buscando la variable para lograr arqueros rápidos y seguros”.

La labor de los cuatro cancerberos ha sido magnífica, por lo que ya en competencia podrán encarar cualquier escenario. “Ellos trabajan toda semana para realizar lo más lindo que es el siguiente partido. Están preparados para enfrentar dichos encuentros y esfuerzos; uno está tranquilo porque sabe quién está en ese momento en la portería”.

Para terminar, el profesor reconoció el cariño que ha adoptado hacia el Rojinegro desde su llegada, del que ya se ya se siente parte. “Es un equipo que uno lo siente como propio, me siento adaptado y tengo que agradecerle infinitamente al club porque me cobijó de muy buena manera siendo extranjero, hoy lo siento como mi casa. La afición me tiene sorprendido por la calidez que tiene con el equipo”.

Comunicación Atlas FC

MoPlay

VIDEOS RECIENTES

Ver más

AUDIOS

    Ver más

    INSTAGRAM