Somos un equipo más maduro: Ana Gaby Paz

27 de Marzo de 2020. 3:37 pm.

Se mantienen las actividades de #ZorrosEnCasa, debido a la contingencia por el contagio de COVID-19. En esta ocasión, la capitana de Atlas FC Femenil, Ana Gaby Paz, respondió a preguntas de La Fiel y medios de comunicación a través de una conferencia virtual, llevada a cabo en vivo a través de nuestras plataformas de Facebook y Youtube.

“A la distancia, todos se están encargando de sus áreas. Nuestro preparador físico se encarga de mandarnos trabajos, y nosotras responsablemente los estamos haciendo. Lo bueno de esto es que la pausa no es solo para nosotras, sino para todos los equipos, entonces nadie tendrá ventaja. Lo importante es que cada una de nosotras se haga responsable, trabajando en casa, haciendo lo que se solicita para regresar de la mejor manera. Esto es para todos, y el que va a llegar más lejos es quien se haga más responsable en el entrenamiento invisible. Hay que cuidar nuestra alimentación, descansar, respetar nuestros horarios, y eso es lo que al final se verá reflejado cuando regresemos al torneo”, compartió la nacida en la Perla Tapatía, hace 24 años.

Similar a lo que se realiza con el Primer Equipo, Gaby explicó cómo es la dinámica de entrenamiento de nuestro representativo femenil durante este periodo de contingencia. “Hay una aplicación en la que nos podemos conectar todas las jugadoras y el Cuerpo Técnico al mismo tiempo, entonces nuestro preparador físico nos pone una hora para entrenar, y a las 10:00 nos tenemos que conectar. El PF supervisa que hagamos bien los ejercicios, y de nada sirve ejercitarte en casa si lo haces mal. Creo que es una buena manera de hacer las cosas, nos compromete más a hacerlo a las horas que tenemos que; la sesión dura entre una hora y hora y media. A veces tenemos dos sesiones por día, dos o tres veces por semana, dependiendo de la carga que él decida. Además, con Sama tenemos sesiones de video en esa misma aplicación, donde nos pone nuestros partidos, para aprender de nuestros errores y ver cosas que, cuando estás en la cancha, no tienes tanto tiempo para ver”.

A pregunta sobre cómo se siente en el club, nuestra capitana resaltó el buen rollo que se tiene dentro de la institución, en todos los niveles. “Es el ambiente que se vive dentro de los entrenamientos, en el club. Todos los entrenadores son muy amables, los jugadores de Fuerzas Básicas y Primer Equipo también lo son. Desde que llegué al equipo, hace casi dos años, me han tratado de muy buena manera; me siento bastante a gusto, como si estuviera en mi casa, por el trato que se lleva a cabo dentro del club”.

También se refirió a lo que le representa portar la cinta de capitana de La Furia, con todo su contexto Rojinegro detrás. “Significa mucho orgullo, es una gran responsabilidad porque ser líder no es solo ponerte el gafete, conlleva bastante responsabilidad, en el sentido de que tengo que apoyar a mis compañeras, alentarlas, motivarlas y, obviamente, no soy la única líder del equipo. Sería bastante complicado que, en un equipo donde somos más de 25 jugadoras, y además hay Cuerpo Técnico, que una sola persona fuera líder. A mí me toca llevar el gafete en la cancha, y me llena de orgullo porque Atlas me ha representado desde chiquita, y ser Rojinegra desde la cuna, jugar para este club y aparte portar ese gafete es algo que nunca olvidaré”.

A lo largo de los últimos tres torneos, La Academia ha clasificado a la Fase Final, sin poder superar la primera etapa de dicha instancia. Sin embargo, para Paz esto ha servido para encarar de mejor manera el Clausura 2020, donde se encuentran encaminadas a un nuevo objetivo. “Muchos esperarían que Atlas Femenil ya hubiera conseguido ese ansiado campeonato, pero esto es un proceso. Nos hemos quedado en Cuartos de Final; más que ser frustrante, esto nos ha dejado un gran aprendizaje. Para este torneo, han visto un equipo más maduro, que se entiende mejor, y es gracias a esas pequeñas caídas que hemos tenido. Creo, y la vida me lo ha demostrado, si no tienes tropiezos, no aprendes; entonces, sí queremos llegar a coronarnos algún día, pero tenemos que aprender de cada tropiezo. Esperemos entrar a la Liguilla en este torneo, nos estamos preparando para alcanzar nuestra meta, que es estar entre los primeros cuatro lugares, recibir la vuelta de los Cuartos de Final y pensar en ir avanzando”.

Dentro del grupo no hay grietas, y así o dejó claro nuestra dorsal 1, recalcando la gran influencia del entrenador Fernando Samayoa. “El ambiente es bastante bueno, más que ser un equipo, somos una familia. Esto es gracias al profe Samayoa, que siempre nos lo ha inculcado, siempre ha estado al pendiente de nosotras. Estamos conscientes de que tenemos que respaldarnos, ser leales, y es lo que trabajamos todos los días. Creo que es muy fácil, ahora que la Liga Femenil está teniendo mucho plus, salirse del carril, pero Sama siempre regresa a quien va por otro camino, y eso es lo que ha mantenido un buen ambiente en el grupo en casi dos años que tenemos juntas. Me siento muy a gusto en este equipo, creo que se ha visto reflejado en la cancha, sobre todo este torneo, que nuestro vestidor, nuestra relación Cuerpo Técnico-jugadoras es bastante bueno y esperemos seguir así”.

Precisamente, el timonel de las Rojinegras le envió una pregunta, pidiéndole que compartiera una de sus mejores anécdotas vistiendo nuestros colores. “Tú y yo sabemos que tenemos demasiadas anécdotas importantes. Como lo comenté anteriormente, somos una familia y siempre te enfocas en mantenernos unidas, en mantener un buen ambiente en el equipo.  Siempre que viajamos, hacemos una activación antes de los partidos y en el famoso torito que hacemos, tú te encargas de que siempre al final haya dos jugadoras que pierdan y que caigan a la alberca… Casualmente tú nunca caes, pero siempre te encargas de que todas cooperen para lanzar a las perdedoras. Eso creo que es algo padre que vivimos en las concentraciones, la verdad es complicado, cuando viajas, estar concentrado, lejos de tu familia y de casa; ese tipo de situaciones que pones, para divertirnos y reírnos un rato, hacen que el tiempo pase un poco más rápido”.

La Fiel se interesó también en la historia detrás de su posición bajo los tres palos, a los que la arquera compartió que no siempre fue su puesto en la cancha. “Esta es una historia que he contado muchas veces en mi vida, pero me gusta porque es algo chistosa. Yo no decidí ser portera, me pusieron. Tenía 10 años aproximadamente, con Selección Jalisco, y estábamos en un partido y la portera no llegaba; entonces Gaby no le tenía miedo al balón, era de las pocas jugadoras que no se volteaba cuando venía la pelota, y el entrenador me dice “¿te puedes poner de portera? Al siguiente partido va a venir Ruth”. Así fue cada partido, y Ruth nunca llegó”.

Finalmente, contestó cómo combina su profesión con sus estudios universitarios.“Antes estudiaba medicina; por el fútbol decidí decidirme en otra carrera, en este momento estudio la Licenciatura en Ciencias del Ejercicio, modalidad a distancia. Es un poco complicado llevar a cabo el fútbol y la escuela, y esta modalidad se me ha acomodado de buena manera. Normalmente entreno en las mañanas, y por la tarde me dedico a hacer mis tareas o pendientes, a leer o cualquier actividad que me dejan los profesores en línea”.

Comunicación Atlas FC 

MoPlay

VIDEOS RECIENTES

Ver más

AUDIOS

    Ver más

    INSTAGRAM