Busco ponerme bien físicamente y competir por un puesto: Anderson Santamaría

25 de Junio de 2020. 5:07 pm.

Tercer día de arduas labores. La Pretemporada Rojinegra continúa en marcha, aprovechando las condiciones ambientales en Playa del Carmen para incrementar nuestra capacidad aeróbica.

Después de reponerse de una grave lesión de ligamento cruzado, el defensor Anderson Santamaría está prácticamente incorporado por completo a la dinámica del Primer Equipo, luego de una espera de seis meses. Motivado y mentalizado a mejorarse a sí mismo en este nuevo capítulo, compartió cómo vivió su proceso de recuperación y lo que percibe de cara al Apertura 2020.

“En lo personal, fue la peor noticia que me tocó vivir en el fútbol, porque nunca tuve una lesión tan grave como la que pasé. Gracias a Dios, hoy en día vengo mejorando muchísimo respecto a ese tema, pero sí fue una bronca porque quería tener mi revancha en ese torneo, ya que me había propuesto objetivos grandes con Atlas; llegué a esta institución con mucho deseo de ganar, y lamentablemente me ocurrió esto. Pero es fútbol, te da revanchas, y hoy tengo otra después de seis meses exactamente de esa lesión; vengo entrenando de a poco, para regresar de la mejor manera”, expresó el peruano, sobre lo vivido a partir de diciembre de 2019.

A lo largo de su proceso, trabajando desde casa, y ahora con la Pretemporada Rojinegra, ‘Santa’ subrayó las conclusiones a las que llegó el grupo para encarar un nuevo semestre. “La auto exigencia. Creo que en este torneo se dejó muy en claro esa palabra, exigirse uno mismo, y cuando uno está bien, puede exigir a los demás compañeros. Partiendo de ello, de una competencia sana, creo que este será un torneo diferente a los demás, tenemos ese objetivo, veo a la gente mentalizada en eso. Tenemos vergüenza deportiva por los torneos que no se había calificado a Liguilla, y creo que esta institución ya merece estar entre los grandes”.

El dorsal 5 de los Zorros sabe que el tiempo sin actividad competitiva puede pasarle factura, sin embargo, se esfuerza cada día en busca de su forma óptima. “En lo personal, busco ponerme muy bien físicamente, porque van a ser de seis a ocho meses sin competencia, entonces lo primero que tengo que hacer es ponerme al cien por ciento físicamente, y desde ahí competir por un puesto. Como objetivo individual también está jugar lo más pronto posible, aportar al grupo. Y en los objetivos grupales está el de clasificar a Liguilla, que es lo que tanto anhelamos, tanto nosotros como la afición; de verdad me siento en deuda con toda la gente, al igual que todo el grupo. Este será un torneo muy positivo para nosotros, porque veo al equipo compenetrado y comprometido con alcanzar las metas”.

Ansioso por integrarse a totalidad con el resto del equipo y a las órdenes de Rafael Puente, repasó los pasos a seguir en fechas próximas para respetar tiempos. “Como dije, son seis meses de fortalecimiento y de terapias. Me quedan dos semanas con el fisioterapeuta, ya para que el preparador físico se encargue de mi readaptación para competir con el grupo. A partir de ello, ya dependerá de mí luchar por un puesto. Veo a mis compañeros muy bien, yo también estoy trabajando; de a poco me estoy acoplando porque para mí es un nuevo Cuerpo Técnico, estoy viendo cómo trabajan, ya me ponen algunos ejercicios que no tengan contacto. Va a depender muchísimo de mí, de mi fuerza de voluntad, de las ganas y el deseo de volver, para competir de la mejor manera con los compañeros, y regresar al torneo, que es lo que más anhelo”.

Una lesión de gravedad, como la suya, suele traer momentos de incertidumbre y poca paciencia, pero el zaguero supo superarlo gracias a las herramientas que tuvo a disposición. “La verdad, desde el primer minuto que me dieron la noticia lamentable de la lesión, el club se portó muy bien conmigo, me dio todas las facilidades para mi operación; para traer a mi familia, que sirvió de gran apoyo porque la operación y la recuperación fueron en México; tuve el apoyo de los fisios; de la Selección, que también mandó doctores y siempre estuvieron pendiente de mí; a Eder Fiol, que las 24 horas estuvo al tanto de mí, en mi recuperación y en mis ejercicios las primeras semanas. Luego pasó todo esto de la pandemia, y, aun así, el club estuvo muy pendiente de mí, para las facilidades de hacerme llegar los trabajos. Siempre me sentí respaldado por este club, en ningún momento dudé de que la capacidad de mi recuperación fuera tan pronta; faltan algunos detalles, pero con esta pretemporada se me va a facilitar”.

Anderson se despidió con un mensaje para nuestra afición, que al igual que él está impaciente por ver a La Academia de vuelta en la cancha, para corresponder el apoyo transmitido durante estos meses. “Nuevamente, expresar mi agradecimiento a toda la gente, que desde el día uno que se enteraron de mi lesión, estuvieron muy pendientes, mandándome mensajes, buenas vibras, comentándome cosas positivas en redes sociales; siempre se portaron muy bien conmigo. De mi parte, decirles que ya quiero volver, con mucha fuerza, contagiar optimismo a mis compañeros. Ya lo hemos hablado, que es hora de darnos una alegría, tanto a nosotros, como nuestras familias y a la afición, que siempre está ahí apoyando, por algo le dicen La Fiel. Juntos, ellos desde casa, haciendo fuerzas positivas desde casa, vamos a tener un buen torneo”.

Comunicación Atlas FC

MoPlay

VIDEOS RECIENTES

Ver más

AUDIOS

    Ver más

    INSTAGRAM